miércoles, 9 de diciembre de 2015

MANUALIDADES PARA SABER QUE QUIEREN LOS PEQUES PARA NAVIDAD

Los mayores cogen los catálogos y van marcando cosas o apuntándolas en la carta pero... ¿cómo sabemos que quieren los pequeños si no saben escribir y todo les gusta? Haced como nosotros y disfrutad de una mañana/tarde haciendo manualidades en familia. Se puede hacer todo en un día o repartirlo en varias sesiones para alargar la magia de hacer la carta. Lo importante es tenerla acabada antes de la llegada de los reyes, jejeje.


Para esta actividad necesitamos:
- tijeras
- pegamento
- un cartón u hojas para cuando pongan la pega (no sea que nos manchen algo)
- un sobre de cartas (sirve alguno de los muchos que nos envían los bancos, o los de publicidad), o una bolsita pequeña de plástico
- catálogo de juguetes (o en su defecto, preparaos un power point con las fotos de los juguetes que les gusten para que los puedan recortar)
- una carta para los Reyes o Papa Noel o Tió.
- y lo más importante: ganas de pasárnoslo bien en familia


CREANDO LOS "CROMOS"
Durante unos días he ido sonsacando a mi hija que le gustaría, al menos para saber por dónde van los tiros. He buscado los dibujos de sus juguetes favoritos en internet y los he plasmado en un power point. Lo ideal hubiera sido que ella quisiera recortar las cosas que le gustan directamente del catálogo pero ni cogiendo dos iguales... ha querido estropearlos.

Para hacer esta actividad con los más pequeños, facilitadles el trabajo cortando las hojas en varios trozos, en donde queden 2-3 juguetes por pedazo. O si quieren cortar directamente de un catálogo, separad la hoja del librito. Así serán capaces de recortar todo lo que haya dentro sin que el libro les caiga encima de las manitas por el peso. 

Nosotros hemos estado cortando dibujos durante 3 días (10 minutos como mucho... hasta que se cansaba o acababa con todo el powerpoint).

Una vez tenemos todos los juguetes que queremos pedir recortados, (los llamamos cromos), los podemos guardar en un sobre y dejar la actividad para más tarde. Nosotros hemos aprovechado los cromos para jugar y aprender a contar, ordenar, sumas, restas,....


Por ejemplo. Busca 10 cromos. Ahora de estos 10 cromos dame 5. Yo te doy 2,....

Otro juego que podéis hacer con los cromos es ponerlos en orden de preferencia. Así sabéis lo que más ilusión le haría que le regalaran.

Con mi marido dudábamos en comprarle una "vaca parlante". No nos atrae nada. Y ella, cuando ordenaba los cromos, todos los días en las últimas semanas, el primero de la lista siempre era "la vaca". De hecho dijo que si solo iban a traerle una cosa, que solo ponía el cromo de la vaca en la carta y así se aseguraba que se la trajeran... Así que ... gracias a internet hemos podido encontrar una vaca parlante en otro país y pagar las ganas para que la envíen....


A MONTAR LA CARTA
Empieza la siguiente sesión. Con los mayores todo lo haréis el mismo día pero con los pequeños, hoy igual será el segundo o tercer día que jugáis a hacer la carta a los reyes, dependiendo de los días que hayáis tardado en recortar los "cromos".


Para mí es la parte más divertida: sacar los recortes e intentar colocarlos en la carta. Lo normal sería que hubieran recortado muchas más cosas de las que caben así que tendrán que intentar hacer un puzle para que les quepan las máximas posibles. La mía se pone súper nerviosa. Hace los últimos recortes a los cromos para que quepa todo mejor. Porque eso de quitar algo... ufffff  jajaja. Pero al final, han de ceder y dejar algo fuera.

Cuando ya tengamos clara la disposición, toca engancharlos. Si son muy pequeños y queréis que sobre algo de pegamento, tendréis que ayudarlos. Si por mi hija fuera, ponía toda la barra en cada dibujo!! 




Para no dejar rastros de pegamento, lo que yo hago es coger un catálogo. Abro el catálogo. En una de las dos hojas pongo el cromo al revés, le ponemos la pega, y cuando lo levantamos... pasamos la página y así no nos enganchamos con el pegamento que haya podido quedar por la hoja. Y así con cada dibujo. Como estos días vamos sobrados de catálogos, nos va genial y no manchamos nada!.



Ahora ya solo queda ir enganchando y... ya tenemos la carta lista para entregar a Papa Noel, los Reyes o guardarla de recuerdo en casa sin que los peques se enteren.

Y aquí tenemos el resultado final:



Que disfrutéis mucho de esta manualidad.


Feliz día!

2 comentarios:

  1. Hola. es una manualidad muy entretenida. Tomo nota de tu propuesta. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar